Aunque el secano costero de la provincia de Colchagua sufrió graves pérdidas por los incendios, los restaurantes y hoteles del valle no fueron afectados y están abiertos y funcionando normalmente. Ante el esperado desembarco del nuevo restaurante de Francis Mallmann, -aún sin fecha de apertura, pero que estará en la Viña Montes- actualizamos el mapa gastronómico de esta zona de la VI Región.

Idolatrado y detestado, controvertido y envidiado, Francis Mallmann es de esas personas-personajes que se aman o se odian. Un rockstar de la cocina sin pelos en la lengua, que ha criticado famosas premiaciones como la de los 50 best y que ha hecho de su pasión por el fuego su marca registrada. Eso se ve reflejado tanto en sus cuatro restaurantes -1884, en Mendoza; Patagonia Sur, en Buenos Aires; Los Fuegos, en Miami y Garzón, en Uruguay-, como en sus tres libros “Siete Fuegos: mi cocina argentina”, “Tierra de fuegos: mi cocina irreverente” y “En llamas” y también en el capítulo que la aplaudida serie de Netflix “Chef’s Table” dedicó a contar su historia.

Ahora, este cocinero argentino de 61 años desembarcará en Chile, específicamente en Santa Cruz. Su nuevo restaurante -aún sin fecha de apertura- estará al interior de la Viña Montes y aunque allí aún no quieren entregar más detalles del proyecto, la zona ya se prepara para recibir a esta celebridad de la cocina. Antes de su llegada, aquí un mapa de las opciones gastronómicas actuales en el valle de Colchagua.

FIESTA DE LA VENDIMIA 2017
Los días 3, 4 y 5 de marzo en la Plaza de Armas de Santa Cruz se darán cita varias viñas de la zona, como Montes, Lapostolle y Viu Manent, para la tradicional fiesta de la vendimia que incluirá shows musicales, muestras de artesanía típica y una amplia oferta gastronómica. Además, habrá un sector de vinos premium llamado Grandes de Colchagua. Precios: $6.000 y $12 .000.

1
PURALMA:
Al rescate histórico de las tradiciones
Este restaurante tiene la particularidad de hacer un rescate histórico de las tradiciones culinarias de Chile. Abierto en 2015, su cocina incorpora ingredientes como guanaco y centolla -conseguidos a través de productores locales- y que forman parte de un menú de seis tiempos que se acompaña de un maridaje con vinos de pequeñas viñas boutique. La historia de estas preparaciones -cómo eran preparadas y en qué lugar específico- es revivida mediante la proyección de animaciones realizadas por Disney Chile, para que los comensales puedan verlos mientras degustan los platos.
Av. Rafael Casanova 568, Santa Cruz.

2
CASA COLCHAGUA:
Estilo criollo
La chef Giovanna Vanni se independizó del restaurante Vino Bello, que era de su familia, para abrir su propio local. El lugar escogido fue una casona abandonada que data de 1928 y que conserva su fachada histórica. Por dentro fue acondicionada para recibir a los clientes y abrió sus puertas a fines de 2014. Aunque Giovanna llevaba años inmersa en las recetas italianas, tomó el desafío de especializarse en cocina chilena, por lo que en la carta reinan platos tradicionales como cazuela o pastel de choclo y especialidades como guiso de mote o merluza con salsa de mariscos y quínoa verde.
Barriales-Boldos, Santa Cruz.

3
ETIQUETA NEGRA:
Clásicos con técnicas de alta cocina
Clásicos como cordero al palo, asado de tira y congrio son parte del menú criollo que bajo técnicas de alta cocina desarrolla el dueño de este restaurante, el chef Mikail Sampen. En su carta se lucen también preparaciones como pastelera de choclo con carré de cordero, guiso de mote con crocante de panceta con lomo Angus bañado en salsa demi glace de carmenère o risotto de quínoa con salmón en reducción de limón. Abierto en 2012 con solo 5 mesas -actualmente tiene 12- abrirá una nueva terraza en dos semanas más, en la que se podrán degustar cócteles como Colchagua River a base de vodka, pepino y blue curaçao o tablas que incluyen prosciutto, frutos secos y quesos.
Camino Los Boldos s/n Santa Cruz.

4
CAZADOR: Amor por las carnes exóticas
Maximiliano González es fanático de las carnes de caza, por lo que cuando se trasladó de Santiago a Santa Cruz junto a su familia y abrió el restaurante Cazador, la carta se enfocó en animales como conejo, pato y jabalí. Más tarde incluyó más opciones como rana y avestruz. Instalado desde 2014 dentro de la Viña La Posada, tiene además platos de comida típica chilena y una de las especialidades es la Tabla Premium Cazador: ciervo, jabalí, longaniza, huevo de codorniz, aceitunas, queso, prosciutto y salsa de la casa. Rafael Casanova 572, Santa Cruz.

5
VINO BELLO: Tradición italiana en el valle
La comida italiana es la base de este restaurante ubicado dentro de la Viña Laura Hartwig. Su dueño, Jaime Vanni -padre de la chef Giaovanna Vanni, de Casa Colchagua- abrió en 2010 y las protagonistas indiscutidas son las pastas caseras. Una de las especialidades son los ravioli santacrossino: pasta de espinaca rellena de carne braseada, salsa de queso azul y reducción de vino tinto con champiñones y tomates confitados, pero también tienen pizzas, ensaladas y postres como panna cotta o el clásico tiramisú italiano.
Barreales s/n, Santa Cruz.

6
FOOD AND WINE STUDIO:
Un emblema que sigue sorprendiendo
La chef Pilar Rodríguez es un emblema de Colchagua. Con más de una década cocinando y haciendo clases en su estudio -siempre combinando el vino y la comida- es un referente de la escena culinaria del valle y de la importancia del trabajo cercano con productores locales para mantener un equilibrio sustentable sobre los productos. Por eso en su cocina usa sal de Cáhuil, jaiba de Pichilemu, quesos de Marchihue y aceite de Puente Negro. El menú se renueva cada semana y este fin de semana, dedicado a San Valentín, habrá platos como sopa fría de melón con jamón crudo crocante, confit de pescado del día con chagual encurtido, naranjas y maní y mousse de duraznos, duraznos grillé y crocante de zanahorias.
Carretera del Vino, kilómetro 37 – San Carlos de Cunaco.

7
LA FAMIGLIA DE SANTIS:
Padre e hija unidos por la cocina
Tras haber dejado la televisión, el ex animador y locutor de radio César Antonio Santis quería armar un proyecto de carácter personal. Influenciado por haber crecido bajo el concepto de la “buena mesa”, decidió hacer lo que siempre había querido: instalar su propio restaurante. En 2014 inauguró la Famiglia De Santis junto a su hija Carolina, que es la chef ejecutiva, encargada de crear y renovar la carta. Lo que predominan son las pastas como los ravioli de salmón ahumado o los agnolotti rellenos de espinaca -la chef recomienda el Spaghetti Frutti di mare- pero también tienen pizzas hechas en un horno italiano a leña.
Nicolás Palacios 203, Santa Cruz.

Economía y Negocios – El Mercurio